El coche tiembla al ralentí pero se suaviza mientras se conduce

Tener su automóvil temblando al ralentí puede ser motivo de preocupación, independientemente de la marca y el modelo que conduzca. Si bien la mayoría de los automóviles no deberían hacer esto, hay varias razones por las que puede suceder, y cada una requiere atención especial.
Otro efecto puede ser una respuesta tardía cuando presiona el acelerador, lo que significa que en lugar de acelerar suavemente, el automóvil se tambalea hacia adelante o hacia atrás, ya que el vehículo tarda algún tiempo en reaccionar a su comando.

Una válvula de control de aire inactiva defectuosa puede causar un ralentí brusco y los otros síntomas mencionados anteriormente. Cuando no funciona correctamente, evitará que el motor mantenga una velocidad de ralentí suave. También puede ser causada por fugas de vacío o problemas con varias mangueras y conexiones en todo el colector de admisión.

Regulador de presión de combustible defectuoso / módulo de control de encendido

Si el regulador de presión de combustible no funciona correctamente, puede causar problemas con el ralentí de su automóvil. Esto se debe a que regula la cantidad de gas que entra en el motor al ralentí. Si no hay suficiente combustible entrando en los cilindros, no tendrán suficiente aire para quemar y correr mal. Una señal de que un regulador de presión de combustible podría estar defectuoso es si el automóvil tiene un ralentí brusco incluso cuando está en marcha y no presiona el acelerador. Un módulo de control de encendido defectuoso puede causar problemas con el temblor de su automóvil al ralentí porque impide que su motor arranque. Lo hace enviando una señal que indica a los inyectores de combustible cuándo disparar para que los cilindros puedan crear la compresión requerida para arrancar. Si no funciona, a menudo notará otros problemas, como que su automóvil muera en las señales de alto o en las luces rojas porque no habrá suficiente energía para girar el motor.

Sensor de oxígeno

Un sensor de oxígeno controla los niveles de gases de escape en su vehículo para asegurarse de que no tenga demasiado o muy poco oxígeno. Es esencial durante el ralentí porque la computadora de su automóvil se basa en esta información para ayudar a determinar la relación óptima de aire y combustible.

Si no sabe cuáles se supone que deben ser los niveles, puede causar todo tipo de problemas diferentes, como un ralentí brusco. Un sensor de oxígeno defectuoso también hará que su automóvil sea más difícil de arrancar, ya que no tiene toda la información necesaria para determinar cuándo debe dispararse.

Tendrá una idea de que el temblor al ralentí podría ser su sensor de oxígeno si sucede, especialmente cuando está al ralentí o si su kilometraje de combustible ha disminuido. Si el sensor de oxígeno falla, enviará información incorrecta a la computadora del automóvil, evitando que pueda determinar si su relación de combustible es correcta.

Cuerpo o sensor del acelerador sucio

Un cuerpo de acelerador sucio puede hacer que su automóvil se sacuda al ralentí porque evita que el aire ingrese a su motor. Además, si hay suciedad en el exterior de la placa del acelerador, entonces su motor no recibirá suficiente oxígeno y funcionará demasiado delgado o demasiado rico. También podría hacer que su automóvil sea más difícil de arrancar si se envía suficiente aire durante la ignición. La mejor manera de solucionar este problema es limpiando el cuerpo del acelerador con un limpiador en aerosol para que no haya más restricciones en el flujo de aire. Con un sensor de posición del acelerador defectuoso o sucio, la computadora de su automóvil no tendrá información precisa sobre qué tan lejos está presionando el pedal del acelerador. Continuará enviando al motor de su automóvil la cantidad incorrecta de combustible incluso cuando no esté presionando el acelerador, lo que significa que funcionará mal al ralentí. A menudo ocurre después de los cambios de aceite, ya que el aceite sucio puede entrar en este sensor y causar problemas en sus funciones.

Cables de batería sueltos

Si los cables de la batería están sueltos, no habrá suficiente energía para ayudar a arrancar el motor. Puede causar todo tipo de problemas, como un ralentí brusco o incluso evitar que el automóvil arranque. Dado que está trabajando con un sistema eléctrico, todo debe estar estrechamente conectado para que la electricidad pueda fluir libremente entre los componentes. Si nota que los conectores no se aprietan correctamente después de cambiar la batería, esto podría estar causando su problema.

También podría provocar fallos de encendido. Si su automóvil ha fallado, entonces podría temblar al ralentí porque los cilindros que se disparan incorrectamente no crean suficiente compresión para que el motor funcione sin problemas. Cuando presiona el pedal del acelerador para acelerar, estos problemas desaparecerán, ya que puede usar la potencia adicional para funcionar correctamente. Si sospecha de bujías o cables defectuosos, asegúrese de revisarlos primero antes de reemplazar cualquier otra parte de su sistema de encendido.

Cadena de distribución del árbol de levas

Si su automóvil tiene una cadena de distribución, es posible que tenga un tensor de cadena de distribución defectuoso. Esta pieza proporciona la resistencia necesaria para mantener los árboles de levas en su lugar, de modo que no se muevan fuera de sincronía con los pistones y las válvulas. Cualquier problema con este tensor causará un ralentí brusco o incluso impedirá que su automóvil arranque, ya que no se puede cronometrar adecuadamente. Si necesita reemplazar esta pieza, asegúrese de usar solo componentes OEM porque están diseñados específicamente para su vehículo. Además, un mal sensor de posición del cigüeñal le dirá a la computadora de su automóvil que el motor está al ralentí cuando no lo está, lo que puede provocar todo tipo de problemas, como un ralentí brusco o fallas de encendido. Funciona dándole a la computadora una lectura precisa sobre dónde está el cigüeñal en su rotación para configurar la cadena de distribución correctamente. Si encuentra que este sensor no funciona correctamente, asegúrese de reemplazarlo con una pieza OEM genuina, ya que los componentes remanufacturados no están diseñados para su automóvil. Las fallas en estas partes del motor también podrían provocar una fuga de vacío del motor. Una fuga de vacío del motor puede causar ralentí brusco porque no habrá suficiente potencia entrando en el motor para funcionar correctamente mientras está al ralentí.

También se manifestará como un fallo de encendido y podría evitar que su automóvil arranque si se acumula demasiada presión dentro de los cilindros y no pueden liberarla una vez que comienza la combustión. Deberá inspeccionar todas las mangueras de su vehículo y otras partes que puedan tener grietas u otros problemas que podrían dejar escapar el aire sin resistencia.

Cómo arreglar la vibración del automóvil

Si experimenta la vibración del automóvil, hay algunas cosas que puede hacer para intentar solucionar el problema.

Primero, debe limpiar el cuerpo del acelerador con un limpiador en aerosol para eliminar cualquier restricción en el flujo de aire. Si su sensor de posición del acelerador está sucio o defectuoso, esto puede hacer que el motor de su automóvil funcione mal al ralentí. También puede verificar los cables de la batería para asegurarse de que estén apretados y conectados correctamente. Si no lo están, entonces esto podría estar causando que su automóvil tiemble al ralentí. Además, es posible que tenga un tensor de cadena de distribución defectuoso o un sensor de posición del cigüeñal. Si sospecha de cualquiera de estas piezas, asegúrese de reemplazarlas con componentes OEM genuinos. Finalmente, si cree que podría tener una fuga de vacío en el motor, inspeccione todas las mangueras de su vehículo en busca de grietas u otros problemas. El uso de un limpiador en aerosol en el cuerpo del acelerador también es una buena idea si tiene un fallo de encendido y sospecha que los inyectores de combustible engomados podrían causarlo. Finalmente, asegúrese de obtener un diagnóstico adecuado del problema antes de seguir adelante y reemplazar cualquier pieza. De esta manera, sabrás exactamente qué es lo que está causando que tu coche tiemble al ralentí y podrás arreglarlo de forma rápida y sencilla.

¿Es seguro conducir un automóvil con ralentí brusco?

Si su motor tiene una cadena de distribución o tensor defectuoso, esto puede evitar que su motor funcione correctamente, ya que los pistones y las válvulas no se moverán como deberían. Si este es el caso, no debe conducir su automóvil hasta que se solucione el problema. Del mismo modo, si tiene una fuga de vacío en el motor, también deberá solucionarlo antes de conducir, ya que un orificio lo suficientemente grande podría significar que se acumula demasiada presión dentro de los cilindros y evita que liberen aire una vez que comienza la combustión. Además, los problemas de ralentí pueden causar fallos de encendido que podrían no ser seguros para conducir solos. El temblor del automóvil mientras está al ralentí también puede dificultar la conducción segura. Si está experimentando alguna de estas cosas, debe reparar su vehículo de inmediato. Por lo tanto, al final, probablemente sea mejor reparar su automóvil antes de conducirlo para asegurarse de que el problema de ralentí no indique un problema subyacente más grave.  
POPULAR

¿Cuánto mide un coche?

¿Cuánto mide un coche? Como sabrás, los autos vienen en diferentes formas y tamaños. Pero, ¿cuánto tiempo dura realmente el automóvil promedio? Para obtener una

Leer Más »
NOTICIAS RELACIONADAS