La Guía 2022 de pedales de freno (3 problemas y soluciones)

El pedal del freno es una pieza de metal con la que todos los conductores están muy familiarizados.

Es lo que presionas cuando quieres reducir la velocidad.

Por lo general, no piensas en el pedal del freno, ¡hasta que no funciona!

Entonces, es probable que no pueda dejar de pensar en ello y necesite que un mecánico lo revise de inmediato.

Entonces, ¿qué está haciendo que el pedal del freno actúe de manera extraña?

Y lo que es más importante, ¿qué puedes hacer al respecto?

En este artículo, exploraremos cómo funcionan los pedales de freno, qué puede salir mal con ellos y la mejor manera de arreglar el pedal de freno.

  • Cómo describir los síntomas del pedal de freno a su mecánico
  • La solución más sencilla a los problemas del pedal de freno 
  • ¿Qué es el pedal de freno y su papel en el sistema de frenado?

    El pedal del freno es la parte del automóvil que inicia todo el sistema de frenos en un vehículo. En los coches automáticos, es el pedal en el lado izquierdo, y en los coches manuales, es el pedal central.

    Cuando presionas hacia abajo, todos los componentes de tu sistema de frenado entran en acción.

    ¿Cómo influye el pedal de freno en el frenado?

    Por lo general, una persona puede aplicar alrededor de 70 libras de fuerza con el pie en el pedal del freno. Pero para detener un vehículo, sus frenos de disco generalmente necesitan aproximadamente 800-1,200 psi de fuerza en las pinzas.

    Esas 70 libras de fuerza que aplicas en el pedal del freno son amplificadas por diferentes partes del sistema de frenos, donde la "relación del pedal" es uno de los elementos clave de amplificación.

    ¿Qué es eso?

    La relación de pedal define cómo la fuerza aplicada al pedal de freno se multiplica y se transfiere al cilindro maestro de freno.

    Implica algo de física que incluye la longitud del pedal del freno, su punto de pivote y la posición de la varilla de empuje del cilindro maestro, pero le ahorraremos los detalles.

    Después de presionar el pedal, el cilindro maestro transforma esa fuerza en presión hidráulica en las líneas de freno.

    Esta presión hidráulica en las líneas de freno engancha el pistón en:

    • Pinza de freno de frenos de disco
    • Cilindro de rueda de frenos de tambor

    El material de fricción en las pastillas de freno (en la pinza de freno) o las zapatas de freno (en el cilindro de la rueda) impide que las ruedas se muevan.

    ¿Qué pasa con el freno de estacionamiento? ¿Funciona de la misma manera?

    No. El sistema de frenos de estacionamiento funciona por separado del sistema hidráulico del pedal de freno. Es una protección para mantener el vehículo parado cuando está estacionado y no se usa para frenar regularmente cuando el vehículo está en movimiento.

    Ahora ya sabes cómo funcionan los pedales de freno.

    Pero, ¿qué pasa si el pedal del freno no funciona normalmente?

    3 problemas comunes del pedal de freno

    Rara vez detectará un problema físico en el pedal del freno, pero puede detectar un problema de freno por cómo se siente el pedal cuando se presiona.

    Esto es lo que debe tener en cuenta:

    Síntoma 1: El pedal del freno está blando o cae al suelo

    Un pedal de freno suave da como resultado una sensación blanda o esponjosa, con una resistencia mínima cuando lo presiona. Incluso es posible que tenga un pedal de freno bajo donde cae al piso de su vehículo y no retrocede correctamente.

    Si está en la carretera cuando esto sucede, intente bombear el pedal del freno varias veces para ver si la presión se acumulará en las líneas de freno, para que pueda detenerse de manera segura lo antes posible.

    Si nota que esto sucede incluso antes de salir de su camino de entrada, no conduzca y llame a su mecánico en su lugar.

    Aquí hay cuatro de los culpables más comunes detrás de un pedal de freno blando.

    1. Aire en las líneas de freno

    El líquido de frenos es el conducto a través del cual se aplica la presión de frenado.

    La presencia de aire en las líneas de freno (que transportan el líquido) reducirá la presión hidráulica del líquido, haciendo que el pedal del freno se sienta suave.

    El aire también puede llegar a una línea de frenos durante las reparaciones, cuando agrega líquido de frenos o incluso durante el funcionamiento general del vehículo. O peor aún, puede suceder cuando hay una fuga en su sistema de frenos.

    2. Fuga de líquido de frenos

    La falta de líquido de frenos en su sistema de frenos hará que su pedal de freno caiga con una resistencia mínima. Un nivel bajo de líquido de frenos también puede disparar las luces de advertencia de freno en su tablero de instrumentos.

    La causa más probable de esto es una fuga de líquido de frenos, que puede ocurrir en muchos puntos del sistema de frenos.

    Una fuga puede surgir en la manguera del freno, la línea de freno o cualquier sello del pistón en el cilindro maestro, la pinza de freno o el cilindro de la rueda. Un depósito de cilindro maestro envejecido también puede agrietarse y filtrar el líquido de frenos.

    Si hay un charco de líquido de frenos debajo de su automóvil (que será de un color claro, amarillo claro a marrón, dependiendo de su edad), tome nota de dónde aparece la fuga. Su ubicación puede ayudar a su mecánico a verificar qué componente tiene fugas.

    3. Desgaste normal de las pastillas de freno

    La pastilla de freno o zapata de freno no está destinada a durar para siempre.

    A medida que las almohadillas se desgastan y llegan al final de su vida útil, el pistón que impulsa la pinza o el cilindro de la rueda tiene que extenderse aún más para detener la rotación de la rueda. Esto hará que el nivel de líquido de frenos baje, y es posible que note un pedal de freno más bajo.

    El depósito de líquido de frenos suele ser lo suficientemente grande como para adaptarse a esta eventualidad. Pero el desgaste de las pastillas de freno puede desencadenar problemas en otros componentes, como un sello con fugas en un pistón hiperextendido.

    4. Falla del cilindro maestro

    El cilindro maestro de freno bombea líquido de frenos en las líneas de freno. Los sellos dentro del orificio del cilindro que contiene el pistón del cilindro maestro también pueden fallar debido a la edad y el desgaste.

    Cuando esto sucede, el líquido de frenos tendrá fugas, disminuyendo la presión en las líneas de freno, y notará que el pedal del freno se hunde en el piso.

    Síntoma 2: El pedal del freno es difícil de presionar

    Los problemas en el sistema de frenos también se pueden reflejar en un pedal de freno duro. Aquí es cuando descubres que necesitas un esfuerzo adicional para presionar el pedal.

    Si esto sucede a mitad de la conducción y el pedal del freno se siente bloqueado, no entre en pánico y pierda el control. Reduzca el cambio de marcha para usar el frenado del motor para reducir la velocidad del automóvil. Una vez que se mueva muy lentamente, aplique el freno de estacionamiento suavemente para detenerse en un lugar seguro.

    1. Falla del servofreno

    El servofreno amplifica la potencia en un sistema de frenos que tiene "frenos de potencia". Sin él, las distancias de detención pueden aumentar dramáticamente, poniéndolo en riesgo de colisión durante las paradas de emergencia.

    Funciona utilizando el colector del motor como fuente de vacío para multiplicar la fuerza aplicada en los pedales de freno, lo que facilita el frenado.

    Una falla en el sello del refuerzo delantero es la causa más común de un servofreno defectuoso. Cuando esto sucede, la presión de vacío reducida hace que sea más difícil presionar el pedal, o es posible que los frenos ni siquiera se enganchen en absoluto.

    Además, una falla en el sello de refuerzo delantero también puede hacer que el sello trasero en el cilindro maestro falle con el tiempo.

    La edad o el desgaste son factores que impulsan la falla en un servofreno. Además, los impulsores pueden estropearse más rápido para un conductor que está en el tráfico de parada y marcha, ya que los frenos se activan con más frecuencia.

    2. Manguera de vacío con fugas

    La manguera de vacío ayuda a entregar el vacío al servofreno. Un problema con la manguera de vacío (como una fuga) puede hacer que el servofreno funcione mal, lo que se traduce en un pedal de freno duro.

    3. Contaminación extrema del líquido de frenos

    El líquido de frenos es un líquido higroscópico, lo que significa que absorbe agua. El lodo se acumulará en el sistema de frenos con el tiempo y hará que parezca que el servofreno está fallando.

    Cuando esto suceda, lleve su automóvil al mecánico para una revisión y reemplace su líquido de frenos.

    Síntoma 3: Pulsación del pedal del freno

    Es posible que sienta que el pedal del freno pulsa o vibra de vez en cuando.

    ¿Son peligrosos los pedales de freno pulsantes ?

    La pulsación leve no es un motivo inmediato de preocupación. Sin embargo, debe tener en cuenta que incluso una pulsación leve puede influir en el rendimiento del ABS en sus frenos y aumentar la distancia de frenado durante las paradas duras.

    En casos extremos, o cuando la tracción de las ruedas es marginal (como en carreteras resbaladizas o heladas), la pulsación del pedal puede causar un frenado desigual, lo que hace que el vehículo sea difícil de controlar.

    Aquí hay algunas causas típicas de la pulsación del pedal de freno.

    1. Desgaste del rotor (rotor deformado en un freno de disco))

    Un rotor de freno deformado tiene la forma de una papa frita. Los puntos altos en el rotor empujarán hacia atrás contra cada pistón de la pinza a medida que giran entre las pastillas de freno.

    Ese empuje hacia atrás se transmite directamente al pedal, haciendo que palpite. Si los bujes de la suspensión están desgastados, el volante podría incluso shimmy.

    Los rotores de freno deformados pueden ser causados por:

    • Instalación incorrecta de la rueda: Los rotores de freno modernos están construidos más delgados para un enfriamiento más rápido y un peso no suspendido reducido. Esto hace que los rotores sean más susceptibles a la deformación debido a una combinación de calor y un par de tuerca de asa inadecuado.
    • Calefacción o refrigeración desigual: Esto puede suceder cuando conduce a través de un charco profundo en un día seco con rotores de freno calientes.
    • Contaminación del rotor: La corrosión, los grupos de polvo de freno o cualquier otra cosa sujeta entre el cubo, el rotor y la rueda pueden crear fuerzas de flexión que deformarán el rotor.

    2. Variación de la superficie del rotor

    Si las pastillas de freno no están bien acostadas o están severamente sobrecalentadas, la transferencia de material de fricción (de las pastillas de freno) al rotor puede ser desigual.

    Esto crea una superficie de rotor más áspera que se siente en el pedal del freno. Incluso puede ver manchas o manchas oscuras en el rotor de depósitos más pesados que no se lavan.

    3. El rotor necesita una superficie fresca

    Cuando sus pastillas de freno están desgastadas, puede ser tentador instalar nuevas pastillas de freno y simplemente dejarlas así.

    Sin embargo, las pastillas de freno nuevas (especialmente si son de materiales diferentes a los antiguos) tampoco agarrarán el rotor antiguo y pueden hacer que el pedal del freno palpite.

    La repavimentación de rotores viejos, o su reemplazo por otros nuevos, les da a las nuevas pastillas de freno una superficie fresca para que el material de fricción se cubra finamente durante el proceso de entrada de la cama.

    4. Otros problemas que pueden causar pulsaciones en el pedal del freno

    Hay otras razones para que los pedales de freno pulsen, como bujes deformados, desgaste en los rodamientos de las ruedas o articulaciones CV rígidas que hacen que el eje del talón se tambalee.

    Si bien cualquiera de estas cosas por sí sola podría producir un desgaste tan mínimo que no se puede medir, cuando se combina, se puede sentir en el pedal del freno.

    Claramente, hay toneladas de razones para que su pedal de freno actúe de manera anormal.

    Entonces, ¿cómo se lo explicas a tu mecánico?

    Cómo describir los síntomas del pedal de freno para ayudar a su mecánico

    Cuando el pedal del freno se comporta de manera extraña, informar a su mecánico los síntomas exactos puede ayudarlo a identificar la fuente del problema del freno.

    Aquí hay algunas preguntas que debe hacerse que lo ayudarán a usted y a su mecánico a identificar el problema correcto:

    • ¿El pedal del freno viaja más lejos de lo habitual cuando presiono hacia abajo?
    • ¿El vehículo se detiene normalmente, a pesar del pedal bajo?
    • ¿El pedal se siente bajo y blando, o es bajo y duro?
    • ¿El pedal se hunde lentamente en el suelo cuando se aplican los frenos?
    • ¿Bombear el pedal una o dos veces hace que la altura del pedal aumente o no produce ningún efecto notable?
    • ¿Pulsa el pedal?
    • ¿Es una combinación de uno o más de estos síntomas?

    Como siempre, la mejor prevención para los problemas de frenos es obtener un servicio de frenos regular para garantizar que todo funcione bien.

    La solución más simple para los síntomas del pedal de freno

    Si bien siempre es una buena idea hacer que su automóvil sea revisado regularmente para identificar y reparar los problemas del pedal del freno, asegúrese de que la mecánica que utiliza sea:

    • Están certificados por ASE
    • Utilice únicamente hardware de frenos de alta calidad para piezas de repuesto
    • Ofrecerle una garantía de servicio

    Además, es posible que desee considerar optar por un mecánico móvil que pueda venir y solucionar sus problemas de frenos en su camino de entrada, en lugar de conducir a un taller de reparación.

    Los técnicos expertos de Carroaldia son una gran opción para esto.

    Carroaldia es la solución de mantenimiento y reparación de automóviles móviles más conveniente.

    Estos son los beneficios de tener Carroaldia como su solución de reparación de vehículos:

    • Reserva en línea conveniente y sencilla
    • Técnicos móviles expertos y certificados por ASE repararán sus problemas con el pedal de freno en su camino de entrada
    • Precios competitivos por adelantado
    • El mantenimiento y las reparaciones de su sistema de frenos se realizan con piezas de repuesto y equipos de alta calidad.
    • Todas las reparaciones de Carroaldia vienen con una garantía de 12 meses y 12,000 millas

    Para obtener una estimación precisa de lo que costará su problema de frenos, simplemente complete este formulario en línea.

    Presta siempre atención a tu pedal

    Su pedal de freno juega un papel vital para mantenerlo a usted y a su automóvil seguros.

    Por lo tanto, la próxima vez que se ponga al volante, preste atención a cómo se siente el pedal del freno, ya que los cambios en cómo se siente y se comporta pueden indicar diferentes tipos de problemas con sus frenos.

    Pero, no te preocupes.

    Si tiene un problema con los frenos, Carroaldia está a solo unos clics de distancia.

    Todo lo que necesita hacer es reservar una cita en línea, ¡y un técnico certificado por ASE vendrá a arreglar todo en su camino de entrada!

    POPULAR
    NOTICIAS RELACIONADAS