¿Por qué se muelen mis frenos? (7 Causas + Soluciones)

Enfrentarse a una situación en la que escucha sonidos de molienda de sus frenos puede ser inquietante.

Pero, ¿por qué sus frenos están rechinando?

Y lo que es más importante, ¿es peligroso?

En este artículo, responderemos a esas preguntas, ofreceremos una solución fácil para resolver sus frenos de molienda y echaremos un vistazo a algunas preguntas frecuentes para brindarle una mejor comprensión de este problema.

Vamos a sumergirnos.

Las 7 razones principales por las que sus frenos están rechinando 

Hay muchas cosas que pueden resultar en que los frenos de su automóvil se rechinen.

Si bien algunos pueden ser más graves que otros, siempre debe revisar sus frenos de molienda lo antes posible.

Estas son algunas de las causas más comunes para rechinar los frenos:

1. Sus pastillas de freno se han desgastado

Esta es la razón más probable para que sus frenos se rechinen.

Las pastillas de freno tienden a estar hechas de una mezcla de grafito, acero, cobre y latón. Con el tiempo, la pastilla de freno se desgastará, exponiendo el respaldo de metal.

Las pastillas de freno generalmente tienen una vida útil bastante larga, pero el acolchado seguramente se desgastará si no las ha reemplazado por alrededor de 25,000 a 60,000 millas.

Cuando esto sucede, la placa de respaldo de metal debajo de las pastillas se frotará contra el rotor del freno, produciendo un fuerte ruido de molienda.

Sin embargo, antes de que comiencen a rechinar, sus pastillas de freno a menudo emitirán un chillido. Este chillido se conoce como fregado de frenos y sirve como una señal de que es hora de reemplazar las pastillas. Si no se reemplazan, el chillido eventualmente se graduará a molienda.

Tenga en cuenta que sus frenos también pueden hacer un ruido chillón cuando las zapatas de freno se están desgastando. Un ruido chillón es razonablemente común, sin embargo, el chillido también es sinónimo de acumulación de polvo de frenos.

Si sus frenos están chillando pero aún funcionan bien, es probable que haya algo de suciedad o partículas de metal en sus pastillas de freno.

Las pinzas de freno también pueden frotar contra el disco del rotor, raspando la superficie metálica.

Esto puede suceder si hay hardware de pinza desgastado, roto o faltante, especialmente los pernos y correas de montaje. Si una pinza de freno se suelta de su soporte de soporte, puede arrastrarse a lo largo del disco del rotor, manifestándose como un ruido de molienda.

Además, si hay una falta de lubricante de pinza de freno o faltan cuñas entre la placa de respaldo de las pastillas de freno y el pistón de la pinza, los dos pueden frotarse entre sí, lo que resulta en un ruido de molienda al frenar.

Si necesita una nueva pastilla de freno, deje que un profesional la maneje. Puede esperar pagar alrededor de $ 300 por eje, pero esto puede variar según la marca y el modelo de su vehículo.

2. Su rotor de freno necesita reemplazo

Los rotores de los frenos son los discos brillantes contra los que las pinzas se aprietan para reducir la velocidad de su vehículo. Dado que están tan cerca del suelo, la suciedad y el agua pueden entrar, lo que resulta en un rotor oxidado o deformado.

Los discos de rotor de freno que no son planos pueden crear frenos chirriantes, mientras que un disco de rotor desgastado a menudo emitirá un sonido de raspado. También podrás sentir un rotor deformado a través de tu volante.

También sabrá que tiene un rotor desgastado cuando frena y hay muchas vibraciones que puede sentir fácilmente a través del pedal del freno y el volante.

Si necesita un reemplazo, los rotores de freno cuestan alrededor de $ 400 por eje. Afortunadamente, a menudo puede volver a pavimentarlos por mucho menos, alrededor de $ 10 a $ 20 por rotor de freno. Esto debería deshacerse de cualquier ruido desagradable de los frenos.

3. Su sistema de frenado necesita lubricación

Su sistema de frenado es engañosamente complejo con muchas partes móviles y, con el tiempo, estas piezas de freno necesitarán relubricación. De lo contrario, puede provocar un sonido de molienda en los frenos de su automóvil.

La mayoría de las veces, los pernos de la pinza son los culpables.

Es su trabajo asegurarse de que la pinza de freno se mantenga firmemente en su lugar. Sin embargo, pueden comenzar a oxidarse, que es lo que crea el sonido de molienda.

Puede extender su vida útil lubricándolos una vez al mes, pero los pernos de pinza son baratos de reemplazar, y las piezas cuestan solo alrededor de $ 10 - $ 20 más cualquier costo de mano de obra.

4. Es posible que tenga un rodamiento de rueda defectuoso

Los rodamientos de las ruedas son los que permiten que sus ruedas giren continuamente sin sobrecalentarse. Puede desarrollar un ruido de molienda cuando uno o más de estos rodamientos comienzan a desgastarse o si los escombros se han abierto camino en el interior.

Si sospecha que tiene un mal rodamiento de rueda, hay varias señales a tener en cuenta.

Es posible que sienta vibraciones que se intensifican antes de disminuir la velocidad nuevamente. A menudo es similar a conducir sobre una franja de ruido en la carretera. Otra indicación de un mal rodamiento de rueda es el desgaste desigual de sus neumáticos.

La buena noticia es que los problemas con los rodamientos de las ruedas son bastante poco comunes, ya que generalmente duran entre 75,000 y 100,000 millas. Sin embargo, cuando necesite un reemplazo, puede esperar pagar alrededor de $ 700.

5. Algo está alojado en tu pinza

Si escucha un chillido constante o un sonido de molienda, incluso mientras no frena, podría significar que tiene algo alojado en su pinza de freno. Podría ser cualquier cosa como una pequeña piedra, un pedazo de grava o cualquier objeto pequeño.

Dejar un elemento extraño en el sistema de frenos puede causar daños graves al disco de freno.

Puede tratar de remediar la situación usted mismo moviendo repetidamente su vehículo lentamente hacia atrás y hacia adelante en un lugar seguro. Pero si esto no funciona, su mejor opción sería hacer arreglos para que un mecánico profesional eche un vistazo lo antes posible.

6. No has conducido tu coche en un tiempo

Si su automóvil ha estado inactivo durante meses, existe la posibilidad de que el óxido sea la razón de cualquier ruido inusual de los frenos.

Sin embargo, el óxido no es el único problema de dejar un automóvil inactivo durante demasiado tiempo.

El líquido de frenos puede acumularse y volverse obsoleto, la batería se agota, los neumáticos pueden desarrollar puntos planos, etc.

Puede ayudar a evitar esto conduciendo su vehículo aproximadamente una vez al mes. No tiene que estar muy lejos; un paseo alrededor de la cuadra será suficiente.

También puede tomar medidas para evitar la acumulación de óxido en su sistema de frenado. Algunas formas en que puede hacer esto incluyen estacionarse en la parte superior de una lona o usar una cubierta para vehículos.

7. Pastillas de freno de baja calidad

Comprar pastillas de freno baratas generalmente significa que su calidad es inferior. Pueden representar un ahorro a corto plazo, pero a menudo pueden conducir a reparaciones más frecuentes o a un mayor desgaste de otras piezas de freno.

Además, las pastillas de freno baratas generalmente contienen mayores cantidades de metal, lo que las hace más propensas a hacer ruidos de molienda y raspado al frenar.

Comprar pastillas de freno de calidad asegurará que permanezca seguro en las carreteras. Con un material de pastillas de freno de mejor calidad, las pastillas de freno de alta calidad pueden ayudar a minimizar la distancia de frenado al tiempo que ofrecen una experiencia de frenado más silenciosa.

Con todo esto en mente, ¿cuál es la forma más fácil de resolver sus frenos de molienda?

Una solución fácil para sus frenos de molienda 

Si los frenos de su automóvil están comenzando a rechinar, la solución más fácil es ponerse en contacto con un mecánico para investigar. Como hemos visto, hay toneladas de razones diferentes, y deberá identificar el problema exacto antes de solucionarlo.

Sin embargo, en lugar de conducir a un taller de reparación con los frenos rechinando, haga arreglos para que un mecánico móvil mire su vehículo en su camino de entrada.

Pero, ¿cómo haces arreglos para que un mecánico venga a tu camino de entrada?

Simple, ¡solo póngase en contacto con Carroaldia!

Carroaldia es un servicio de reparación y mantenimiento móvil conveniente y accesible.

Aquí hay una breve descripción de lo que ofrecen:

  • Los mecánicos expertos pueden realizar trabajos de reparación directamente en su camino de entrada
  • Mecánicos profesionales certificados por ASE realizan inspección y mantenimiento de vehículos
  • Reserva online rápida y sencilla
  • Precios iniciales y competitivos
  • Solo se utilizan equipos y piezas de repuesto de alta calidad en el mantenimiento y las reparaciones.
  • Carroaldia ofrece una | de 12 meses Garantía de 12,000 millas en todas las reparaciones

Para obtener una estimación precisa de lo que costará una reparación de frenos, simplemente complete este formulario.

Ahora que hemos cubierto algunas causas comunes y una solución conveniente para rectificar frenos, echemos un vistazo más de cerca a algunas preguntas frecuentes.

4 Preguntas frecuentes sobre la rectificado de frenos

Aquí hay algunas preguntas comunes sobre la molienda de frenos y sus respuestas:

1. ¿Cuáles son los diferentes tipos de frenos?

Hay dos categorías principales de frenos, frenos de disco y frenos de tambor.

Hoy en día, la mayoría de los automóviles utilizan un sistema de frenos de disco, ya que es muy superior cuando se trata de reducir la velocidad de su automóvil.

Un sistema de frenos de disco utiliza un rotor y una pinza. Dentro de la pinza hay dos pastillas de freno que se agarran a cada lado del rotor del freno que se activan al presionar el pedal del freno.

Los frenos de tambor son una forma más antigua de frenos y no son tan eficientes como los sistemas de disco de freno.

Dentro del tambor hay un conjunto de zapatas de freno, también llamadas forros de freno, que presionan contra el tambor al aplicar el pedal del freno.

Este diseño funcionó durante un tiempo, pero tenía un defecto importante: en situaciones de frenado alto, como cuando se conduce por una colina empinada, los frenos de tambor comenzarían a perder efectividad como resultado de la acumulación de calor en las partes del freno.

Algunos automóviles utilizan ambos sistemas de frenado, con frenos de disco en la parte delantera y los tambores para la configuración del freno trasero.

2. ¿Puedo evitar que se rechinen los frenos?

Esto depende de lo que está causando los ruidos de molienda.

Por ejemplo, lubricar su sistema de frenos regularmente, asegurarse de que no haya nada alojado en sus frenos y conducir regularmente su automóvil son formas fáciles de evitar ruidos de molienda.

Sin embargo, si los ruidos de molienda se deben al desgaste regular con el tiempo, no hay mucho que pueda hacer. Los artículos como las pastillas de freno se consideran artículos de "desgaste común" diseñados para desgastarse a medida que los usa.

3. ¿Son peligrosos los frenos de molienda?

Sí, conducir con frenos rechinantes o chirriantes puede ser peligroso y puede provocar fallas en los frenos.

Aparte del daño potencial que puede causar un freno de molienda, también puede tener un tiempo de respuesta lento.

Si crees que has usado pastillas de freno, presta especial atención al tiempo de respuesta.

Conducir con frenos acristalados puede parecer que necesita presionar el pedal del freno con más fuerza para detenerse.

En los automóviles con un sistema de frenos de disco, las pastillas de freno desgastadas pueden aumentar su distancia de frenado, causar deslizamiento de los frenos y tirar de su vehículo hacia un lado al frenar.

Esto último ocurre cuando los frenos no enganchan o desconectan correctamente el rotor del freno. Dado que las pastillas de freno no pueden agarrar ambos lados de manera uniforme, su vehículo tira más fuerte hacia un lado.

Además de eso, conducir con pastillas de freno desgastadas o frenos defectuosos puede aumentar el desgaste de sus neumáticos.

Cuando sus frenos se ven comprometidos, es posible que tenga que frenar mucho más para reducir la velocidad de su vehículo. Eventualmente, un frenado lo suficientemente fuerte puede hacer que sus neumáticos se desgasten más rápidamente o se desgasten de manera desigual.

4. ¿Cuándo debo revisar mis frenos?

Idealmente, debe inspeccionar su sistema de frenos cada seis meses. Una buena manera de recordar es revisarlos mientras tiene sus neumáticos girados.

Si no recuerdas la última vez que alguien echó un vistazo a tus frenos, lo mejor es hacer una reserva tan pronto como puedas. Un nuevo conjunto de pastillas de freno de calidad puede marcar una gran diferencia y ayudar a evitar encontrarse con un problema de frenos en el futuro.

Terminando

Los frenos de molienda son un problema relativamente común. La razón más probable para que sus frenos se rechinen es que sus pastillas de freno se desgasten. Esto sucede con el tiempo, y no hay mucho que pueda hacer para prevenirlo.

Cuando comiences a notar un freno de molienda, lo mejor es reservar una cita con un mecánico profesional tan pronto como puedas.

Recuerde, ignorar un problema de frenos puede resultar en daños graves a su sistema de frenos.

Los frenos de rectificado también pueden representar una reducción en la potencia de frenado que puede comprometer su seguridad vial.

Pero no te preocupes. Si su sistema de frenos necesita reparaciones o reemplazos, puede confiar en Carroaldia. Póngase en contacto con ellos y sus mecánicos certificados por ASE estarán en su camino de entrada en poco tiempo para ocuparse de cualquier problema.

POPULAR
NOTICIAS RELACIONADAS